PLEASE DONATE!

What can you do to save primates and forests?

 NPC Donations
news-top-img.png

MANIFIESTO - ¡LOS ANIMALES SILVESTRES NO PUEDEN SER MASCOTAS!

El día de ayer hemos asistido a el taller “Animales Silvestres en Tu Hogar: Mitos y Verdades”. Como personas y organización con muchos años de experiencia y dedicación en la investigación y lucha contra del tráfico de fauna silvestre en el Perú, tenemos algunas observaciones muy profundas sobre algunas de las opiniones que fueron expresadas por parte de los ponentes de dicho taller. Es importante para nosotros aclarar algunos puntos clave.

Punto 1. ¿Los animales silvestres pueden ser mascotas?

Los animales silvestres no son mascotas, la gran mayoría de los animales que encontramos en casas han nacido en vida silvestre; es decir el bosque, luego fueron capturados, manipulados, transportados en terribles condiciones y comercializados. Muy pocos de ellos llegan a ser adultos.

La mortalidad de estos animales depende de la especie, el tipo de tráfico y transporte, pero en general se estima que por cada animal comercializado, otros 5-10 mueren en la cadena de tráfico, bien sea en el transporte o durante los primeros días de cautiverio.

Para animales con cuidado parental como los mamíferos, es necesario asesinar a la madre para poder acceder a la cría ya que ellas defienden con su vida a sus bebés.

En resumen a este punto, los animales silvestres no pueden ser de ninguna manera mascotas por dos razones básicas e importantes:

  • Sus requerimientos nutricionales nunca serán cubiertos total y adecuadamente en cautiverio ya que ellos utilizan gran variedad de frutos silvestres, insectos e inclusive tierra, que suplen sus necesidades metabólicas.
  • Los animales silvestres son víctimas de maltrato al ser confinados al cautiverio, ya que a pesar de todos los esfuerzos que hagamos por darles bienestar y "amor", nunca reemplazaremos a los propios de su especie, por lo que los sentenciamos a una vida de estrés y soledad,  lo cual modifica su comportamiento significativamente.

Punto 2. ¿Existen suficientes centros de rescate en Perú?

La falta de Centros de rescate fue mencionada repetitivamente ayer como una razón del porque los veterinarios que reciben pacientes silvestres, los atienden en su clínica y no hacen la denuncia de los casos a las autoridades para su decomiso.

Nuestra respuesta: Sí hay centros de rescate en el Perú.  Algunos de estos centros son conocidos internacionalmente por su excelente calidad. Estos centros reciben animales silvestres y les brindan excelentes condiciones de vida.

Sin embargo, estos centros no reciben ningún apoyo del gobierno Peruano y por el contrario, los requisitos burocráticos que exige el gobierno para su operación están aumentando constantemente. Estos centros, que en su totalidad son privados, deben gastar los pocos recursos que tienen en las trabas burocráticas que les pone SERFOR y en pagar las multas que aplica OSINFOR, también por temas administrativos. Por esta razón algunos centros han decidido terminar su operación en Perú o no recibir más animales. 

Si queremos solucionar el problema de los centros de rescate en Perú, tenemos que hacerle recordar a SERFOR que tiene la obligación de crear su propios centros de rescate manejados por el estado (Hay algunos planes pero no en ejecución) y buscar maneras de apoyar estas iniciativas privadas que están brindando servicio al estado y no perjudicarlos con un sin fin de exigencias burocráticas y financieras.

Estos centros de rescate tampoco reciben suficiente apoyo de la sociedad civil, con donaciones, de voluntarios y especialmente de profesionales como biólogos y médicos veterinarios. Sería muy bueno ver a los veterinarios que mencionaron este tema, rescatando estos animales silvestres con el apoyo de las autoridades y después apoyando a la recuperación de estos animales donde estén, ya sea en manos de las autoridades o en los diferentes centros de rescate, ¡PERO NUNCA ATENDIÉNDOLOS EN CONSULTORIOS Y MUCHOS MENOS CON ATENCIÓN A DIMICILIO!       

Punto 3. ¿Es posible liberar fauna rescatada de regreso a la vida silvestre?

Hay experiencias positivas en todo el mundo de recuperación, rehabilitación y liberación de fauna rescatada hacia su medio natural. Es verdad que estas liberaciones conllevan algún riesgo para los individuos liberados y la población en general. Sin embargo, hay maneras probadas para minimizar y eliminar muchos de estos riesgos. El gran problema en Perú es que NO HAY LINEAMIENTOS DE LIBERACIÓN.

Esto significa que cada organización y/o institución está haciendo liberaciones de la manera que mejor le parece y no hay ninguna manera legal de obligarlos a seguir algún protocolo de liberación segura. Son muchos años que se está hablando sobre la necesidad de estos lineamientos y todavía no están publicados. Este es un problema político que afecta a muchos animales a nivel nacional. Además, en los últimos años SERFOR casi no aprueba liberaciones y es una de las mayores razones que los centros de rescate estan tan llenos y colapsados y no pueden recibir más animales. Por lo tanto, sí se puede liberar fauna rehabilitada de regreso al bosque de una manera segura, pero la falta de acción de SERFOR no permite que se haga en Perú.

Punto 4. ¿Cómo está el trabajo de las autoridades encargadas de fauna en Perú?

Otra razón que han dado los veterinarios para su falta de intervención en temas de tráfico de fauna es que las autoridades no están cumpliendo sus funciones de una manera eficiente y las denuncias no son atendidas. En eso sí estamos de acuerdo, la situación de las autoridades ambientales en Perú es muy preocupante. 

La magnitud del tráfico de fauna en Perú es inmensa, aunque es difícil de comparar porque no hay números reales, por nuestra experiencia opinamos que Perú tiene los más altos índices de tráfico en América Latina y una de las más bajas respuestas del estado frente al problema.

La gente no sabe dónde hacer sus denuncias, no tienen confianza en las  autoridades por malas y repetidas experiencias, no reciben información clara de las autoridades sobre que es permitido y que no. Dentro de todo este problema lo más preocupante es que la mayoría de autoridades no están capacitadas y no entienden las leyes de fauna silvestre, las mismas leyes que ellos son responsables de aplicar.

Las autoridades en muchas de las regiones, no pueden reconocer las especies, no saben manejar fauna y diagnosticar el estado de salud de los animales, en muchos casos no hay una buena interpretación de las leyes, no tienen recursos o personal para controlar el tráfico de fauna y también hay mucha corrupción; entre otros muchos problemas más.

La legislación es confusa, complicada y cambia frecuentemente. La institucionalidad es todavía peor. Hay varias instituciones y cada uno se encarga de aplicar la parte de la ley que le corresponde y en la mayoría de las regiones la coordinación y articulación entre las instituciones es casi nula.

La mayoría de las autoridades no ve en la tenencia de fauna silvestre como mascotas un crimen de verdad. Es muy común escuchar policías, fiscales y funcionarios de las autoridades regionales, a la mitad de las intervenciones de fauna, hacer comentarios de burla y fuera de lugar sobre “que rico es la sopa de motelo” o en ocasiones quieren llevar alguno de los cientos de loros decomisados a sus casas como mascotas, u otros comentarios desatinados que son oídos por los propios infractores. Esto obviamente no es una manera de demostrar autoridad, compromiso y mucho menos profesionalismo con su trabajo y para nada es la forma de educar a los intervenidos.

Sin embargo, esta situación no es una excusa para no querer trabajar con las autoridades apoyándolos en mejorar su gestión o en caso que no tengan la voluntad de cumplir sus funciones, denunciarlos.

No podemos seguir haciéndonos de la vista gorda ante esta dañina actividad ilícita. Si queremos que la fauna Peruana sobreviva para el futuro, debemos luchar algunas veces junto a las autoridades ambientales y otras en contra de ellas, hasta que la situación mejore.   

 

Punto 5. ¿La Educación de la población es la solución para el tráfico de fauna? 

La educación de la población fue ofrecida como una solución para el problema de tráfico en Perú. Uno de los veterinarios en la mesa de diálogo ha mencionado que si seguimos con la educación en 50 o 100 años la gente va a entender que los animales silvestres no son mascotas.

Lamentamos decirlo, pero con los actuales y altísimos índices de tráfico de fauna en Perú, muchas de las especies silvestres comercializadas no van a sobrevivir 50 o 100 años; se van a extinguir, van a desaparecer del país y posiblemente del mundo. La educación y la sensibilización es muy importantes, pero no es suficiente.

Podemos seguir haciendo campañas y educar a los niños toda nuestra vida, pero si por otro lado seguimos avalando la tenencia de mascotas silvestres como mascotas ya sea por hacernos de la vista gorda o peor aun apoyando y promoviendo la legalización de la tenencia de algunas especies por unas leyes irresponsables, continuaremos haciendo el mismo daño.

Estamos en el año 2016 y todavía NADIE en el Perú ha recibido una pena efectiva por tráfico de fauna silvestre, NADIE. Cualquier tipo de educación que estamos intentando impartir es inútil frente a esta fatal y contradictoria estadística.

Conclusión

Queremos reiterar nuestro llamado a los veterinarios Peruanos que reciben casos de fauna silvestre en sus clínicas. Cuando atienden a un animal que llega sufriendo, están ayudando de una forma muy parcial a un individuo que va a regresar a las mismas condiciones donde sufrió el estrés y mal vivir que causó su enfermedad. Desde el momento que están recibiendo este animal están avalando y promoviendo el tráfico de fauna silvestre y es así que están ayudando a un individuo y al mismo tiempo poniendo en riesgo a la especie. ENTIÉNDASE QUE DE NINGUNA MANERA ESTAMOS DICIENDO QUE NO DEBEN AYUDAR A LOS INDIVIDUOS, LO QUE DECIMOS ES QUE DEBEN AYUDARLOS EN CONJUNTO CON LAS AUTORIDADES SUMÁNDOSE A UN ESFUERZO MUCHO MÁS GRANDE NO SÓLO DE SALVAR UN INDIVIDUO, SINO, TRATAR DE SALVAR A ESOS 10 QUE MURIERON PARA QUE ESE ÚNICO INDIVIDUO LLEGUE A SUS MANOS, E INCLUSO SALVAR A LAS ESPECIES, CREEMOS QUE ESTE ES UN ESFUERZO REAL Y SINCERO DE CONTROLAR Y REDUCIR EL TRÁFICO DE FAUNA SILVESTRE.

Sabemos que el tráfico de fauna es un crimen organizado, que abarca peligros tanto para la naturaleza como para nosotros los humanos y así lo tenemos que tratar conjuntamente, con fuerza y firmeza. También tenemos que entender que la ineficiencia de las autoridades es una decisión política, que puede y debe cambiar urgentemente. Es nuestra responsabilidad presionar y obligar a las autoridades a cumplir sus funciones y proteger a la fauna, dejando de lado la indiferencia hacia esta problemática.  

Pihuchos muertos victimas del trafico de fauna

 

Comments:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to Top
NPC on Facebook